Agradecimientos

a mi padre por ayudarme siempre y con todo,

a mi hermano por confiar  siempre en mi y a my perfect sister-in-law por acompañarlo en el trayecto,

a mi abuela por contarme cuentos sobre sus rodillas cuándo era pequeña y tantas otras cosas,

a mi madre por animarme a publicar y a mi tío por darme a conocer autores,

a en Lluís Pujol Pijuan por «donar-me sempre un cop de mà»,

a Mar y a Irene por leerme cuándo solo escuchaban mis relatos mi madre y mi abuela,

a Jorge Toledano, Conxi Aguilera y Armand Llauradó por animarme a hacer aquello que me gusta,

a los participantes de relatos en Cadena por inspirarme con sus maravillosas frases,

a mis amistades (José, Arcadi, Andrea, Belén, Carles, Núria, Aroa, Gloria …) y conocidos (Pilar, Clara, Carmen T….) y amantes (Roberto y Toni) que fuistéis mis primeros lectores,

a Carles Adamuz, por ser mi profesor en l’Escola d’Escriptura de l’Ateneu Barcelonès,

a Alba Tizón por entrevistarme en las presentaciones Y a José María Roca González por las fotografías, los vídeos y su amistad

y a ti, por leerme, gracias por estar aquí.